Wolf Vostell, un artista revolucionario

Escrito por cienciaenlasnoticias 27-04-2017 en Vostell. Comentarios (0)

Puede que cuando escuchas la palabra "arte" pienses en danza, pintura, música, escultura etc y, además que lo relaciones con representaciones bellas ya que el arte parece seguir siempre los cánones de la cueltura y la estética. Pero no siempre es así, el arte es un vehículo de expresión, y como tal no todo se reduce a una sola cosa; el arte es una forma de expresión activa y por ello sirve para transmitir diferentes puntos de vista y para criticar. Criticar, esa es, en mi opinión una de las formas más rompedoras y geniales de ver el arte, y prueba de ello son muchas de las obras y corrientes artísticas de las que tenemos constancia a día de hoy. 

Este artículo, en concreto, está destinado a hablar sobre Wolf Vostell, uno de los artísticas cuyas obras pictóricas y esculturas han sido de las primeras en criticar la globalización y la influencia de la tecnología en nuestra forma de vida y pensamiento y que, además, inicia un movimiento que plantea una nueva forma de hacer arte.

Vostell utiliza en sus obras las televisiones y el hormigón como elementos principales, dos elementos cargados de simbología. La televisión representa la capacidad de influenciar, nos muestra nuestra vulnerabilidad y mansedumbre ante la tecnología, condicionando nuestras vidas, haciendo que nuestra mente se vuelva gris, monótona, aburrida, situación que queda representada por el hormigón. Este simbolismo cobra especial énfasis en una de sus obras, donde se muestran televisores cubiertos de hormigón sobre unos pupitres distribuidos, de forma que recuerda a una clase de colegio tradicional, donde las televisiones y el hormigón sustituyen a las personas.














Como vemos, Vostell revoluciona la forma de hacer arte con estos nuevos elementos, pero va todavía más allá. En una de sus obras, construye una torre formada por coches, pianos y otros artefactos, que funciona a modo de fuente. Esta obra, verdaderamente critica la forma de hacer arte y cómo la sociedad juzga estas obras irreflexivamente. Cuando vemos una obra de arte que nos parece extraña, fea o simplemente absurda ¿cuánto tardamos en perder el interés por ella y afirmar que no vale nada?, seguro que a la mayoría de personas les bastaría con un par de segundos ¿verdad?

Resultado de imagen de vostell malpartida

La obra de Vostell es amplia, muy crítica y compleja, debido a esto no podemos comentar todas sus obras en este post ni hacer dicho comentario con las herramientas necesarias, pues este blog ha sido creado por nosotros, estudiantes de bachillerato que carecemos de la formación artísitica profesional necesaria para saber extraer toda la esencia de estas obras. 

No obstante, nos quedaríamos satisfechos si este artículo ha provocado en ti el más ligero sentimiento de curiosidad, asombro o te ha hecho reflexionar y, por supuesto invito a todo aquel que no conociese a Wolf Vostell a buscar sobre su obra e intentar aprender a analizar sus creaciones artísticas. En Malpartida (Extremadura) podéis encontrar un museo donde se exponen obras de este autor, por si queréis ver en persona dichas obras y vivir una interesante experiencia.

Un Saludo 

Francisco Javier (miembro del equipo de redacción del blog)